No llevar gafas de sol tiene sus consecuencias

¿Crees que no llevar gafas de sol no afecta para nada? ¿Eres de los que opina que se trata únicamente de un tema estético? ¿Nunca te has planteado qué puede pasar si no las llevas? Pues es el momento de que conozcas qué pasa si decides no ponerte gafas de sol. Y sí, hablamos también del otoño y del invierno. Porque el uso de este complemento, ni es solo cuestión modas, ni es únicamente estacional.

Dolor de cabeza

El sol directo, o mucha claridad hacía tus ojos, te provocará dolores de cabeza que, si son muy continuos, pueden producir migraña.

Irritación ocular

El brillo del sol directo en los ojos o reflejado en superficies claras, los irrita. Es cierto que para solucionarlo puedes usar lágrimas artificiales, pero reducirás sustancialmente el uso de éstas si llevas gafas de sol en las horas en las que el sol está más fuerte.

Lesiones

Los rayos UV directos en los ojos provocan varias lesiones en ellos. Pueden ser cataratas o algo más grave, como lesiones de córnea permanentes, o incluso degeneración macular, una enfermedad de las más peligrosas que se pueden tener en los ojos y que afectan al centro de la retina. Y también hay riesgo de conjuntivitis, que es una enfermedad común que se produce por inflamación y a la que el sol directo no ayuda.

Quemaduras

Si el sol puede quemar nuestra piel, ¿por qué crees que no hará lo mismo con nuestros ojos? Nuestros párpados pueden quemarse por el sol y son los encargados de proteger nuestros ojos de sufrir la misma agresión. Así que protege a ambos con unas gafas de sol.

Fotosensibilidad o fotofobia

Hay personas muy sensibles a la luz del sol. Esto quiere decir, no poder ver bien aquello que tiene demasiada luminosidad o están demasiados claros. Si esto ocurre, no llevar gafas de sol lo potencia. Por otro lado, hay personas con sensibilidad aguda a la claridad, para quienes las gafas de sol suponen un bien de primera necesidad.

Si no te parecen suficientes estas consecuencias de no usar gafas de sol, además puedes sumar la de que son casi imprescindibles para conducir, ya que ayudarán y mejorarán tu visibilidad y aumentarán tu seguridad al volante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *