Trucos para no perder las gafas de sol en verano

El verano es esa época en la que vamos de un lado a otro, el tiempo libre parece que se multiplica porque los días son más largos, las quedadas con amigos y con familia aumentan… Que si playa, que si piscina, que si terraza, que si al parque a echar un rato, etc. Planes y más planes que te acompañarán hasta septiembre. En esta vorágine de cosas por hacer es bastante habitual que las gafas de sol se vean afectadas por el peor de los males: que se pierdan. Por eso hoy te contamos esos pequeños trucos que debes seguir cada día para no perder las gafas de sol en verano y evitar quedarte sin tu complemento más preciado.

 

Siempre en el mismo sitio

Debes tener la buena costumbre de saber que hay sitios de referencia donde siempre dejarás tus gafas. Por ejemplo, si estás de terraceo, saber que las colocarás en tu lado derecho. Si has ido a la playa, tener un bolsillo en tu bolsa de playa habitual dónde guardarlas. También a nivel de tu propio cuerpo porque ¿cuántas veces hemos dicho eso de “dónde están mis gafas!” y las teníamos sobre nuestra cabeza? Si eres de los que se las ponen ahí, recuérdalo.

Y en casa igual. Que no por no estar en la calle hay menos riesgo. Selecciona ese punto donde sabes que siempre estarán tus gafas: el mueble de la entrada, tu mesita de noche, la mesa del teléfono, etc.

Cordón

Si ya sabes que siempre que te quitas las gafas, por mucho truco de memorización y repetición que te hayas aplicado, siempre acabas olvidando dónde las has puesto, prueba a ponerles un cordón para llevarlas siempre colgadas cuando te las quites de los ojos. Además, con respecto a este complemento tan útil, también hay muchas opciones muy a la moda que harán que tus gafas sean aún más cool.

Llévalas puestas

Parece una tontería, pero es el mejor truco para no perderlas. En verano, con tanto sol, no hay excusa para no hacerlo, ¿Por qué vas a ponerlas en cualquier otro lugar cuando hay tanto rayo ultravioleta por doquier? Evita llevarlas colgadas de cualquier parte de ti, trata de no soltarlas en ninguna mesa de ningún velador o de dejarlas encima de la toalla. Incluso de noche puedes llevarlas puestas ya que el verano es la época en la que nadie se extrañará si lo haces. ¡Aprovecha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *