El color de las lentes: moda y utilidad

Cuando se eligen unas gafas de sol se suele tener en cuenta tanto la montura como el color de la lente. Ahora mismo en el mercado hay tantas opciones como ideas puedes tener en tu mente sobre cuáles son tus gafas ideales en lo que respecta a formas y colores. Hoy vamos a hablarte particularmente de las lentes. De los colores que se llevan y, también, de para qué usos cotidianos son mejor cada uno de esos colores.

Es el año del azul. Lentes azules con monturas de plástico, de nylon, de carey, de metal, etc. y con infinitas formas: cuadradas, con forma de D, redondas, de ojos de gato, etc. Con azul intenso, claro o degradado. El azul es históricamente el color del verano, y este verano, además, viene pegando fuerte en lo que respecta a moda.

Pero para gustos, colores. Y nunca mejor dicho. En el mercado hay lentes de todas las tonalidades posibles, y todas acompañan a un look de cada momento. Pero, sobre todo, cada una tiene una utilidad diferente.

Marrones

El marrón no cambia especialmente la percepción de los colores del ambiente que nos rodea. Es un color agradable para nuestros ojos y que, por otro lado, reduce el cansancio visual. Las lentes marrones se recomiendan en aquellos días en los que el sol se alterna con las nubes y para realizar deportes al aire libre como correr, patinar, ir en bici, etc.

Grises

Alteran aún menos los colores que el marrón. Se considera, pues, el color más neutro y es el más recomendado para la conducción y para la gente que tiene mucha sensibilidad a la luz.

Verdes

Al usar lentes verdes, nos encontramos con que no cambia demasiado la percepción del mundo que nos rodea, aunque no es tan exacta como con lentes marrones o grises. Por eso, si se hace deporte con lentes verdes, es recomendable que sean deportes náuticos o de nieve, que son aquellos en los que estamos más expuestos a deslumbrarnos.

Gafas de sol de espejo sin montura todolente

Amarillo

Es la lente perfecta para los días más nublados, ya que mejora el contraste de todos los objetos. Como contrapartida, no son adecuadas en aquellos días con mucha luz, ya que no nos evitan los deslumbramientos y, además, no son las mejores para conducir, porque no se distinguen bien los colores de los semáforos.

Naranja

Sus características son similares a las de las lentes amarilla: aumentan el contraste y son recomendables para días nublados. En este caso, se recomienda su uso para conducir pero solamente cuando se trata de días con niebla. Sin embargo, no son las idóneas para una exposición prolongada al sol.

Descubre todos los colores en nuestro catálogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *