Se acerca el verano y todos estamos ansiosos por encontrar esas gafas de sol que nos permitan destacar sobre el resto. Formas, materiales, colores, tamaños… todo sirve para intentar crear tendencia.

De luz y de color…

De cara a este verano 2014 parecen volver a ponerse de moda las gafas con cristales de colores, especialmente las gafas de sol de espejo que presentan varios tonos según incida la luz sobre ellos, recuperando así la moda de finales de los 80 y principio de los 90. De hecho, seguro que en más de una ocasión te has comprado unas gafas de sol en función del color de sus cristales, pero ¿sabías que los cristales son grises, verdes o marrones y que los colores que se ven están puestos en la parte exterior? Aún así, hablamos de gafas con cristales de colores como la moda de este verano 2014.

¿Sabes para qué situaciones son recomendables unos colores u otros? Desde Roberto Martín queremos ayudarte a conocer un poco mejor la importancia que tiene para tu vista elegir correctamente el color de los cristales de tus gafas de sol para que, además, afrontes el próximo verano con todas las garantías de éxito.

Empezaremos por los colores más estrambóticos. Sin duda, en alguna que otra película habrás visto que los actores, muchas veces interpretando a policías o agentes de la ley haciendo prácticas de tiro, lucen unas grandes gafas con cristales amarillos. Esto se debe a que el color amarillo produce un efecto de limpieza en la visión aumentando el contraste, de modo que todo se percibe mucho más claro. Además, el amarillo está especialmente indicado en días en los que la visibilidad es reducida (días de niebla, lluvia, etc.), sin embargo, no se debe utilizar para conducir de día. Aparte de sus particularidades físicas, desde el punto de vista psicológico todo lo anterior tiene su sentido, ya que el color amarillo estimula la actividad mental y muscular, además de provocar alegría.

Del amarillo pasaremos al naranja, un color que genera la sensación de un mayor aporte de oxígeno al cerebro, lo que estimula también la actividad mental y provoca un efecto vigorizante. Es curioso que, al igual que las amarillas, las gafas de sol con cristales naranjas también está pensado para facilitar la visión en días en que las condiciones climatológicas no permiten ver con claridad. El naranja es el color que mayor contraste ofrece, motivo por el que es el color más recomendado para la conducción nocturna y con niebla.

Tanto el amarillo como el naranja son colores muy utilizados por cazadores y algunos deportistas como los golfistas que necesitan aclarar su visión en días nubosos.

Gafas de espejo, cristales amarillos
Gafas de espejo, cristales amarillos

Los cristales de color verde son recomendables para realizar deportes acuáticos como puede ser el windsurf o incluso la pesca, ya que apenas altera los colores reales y reduce la luz visible sin que por ello se vea afectada la claridad de visión. Curiosamente, el verde se suele asociar a un componente de seguridad y, de hecho, es el color que mayor efecto relajante tiene para el ojo humano, ayudando así a equilibrar las emociones.

Gafas de espejo, cristales verdes
Gafas de espejo, cristales verdes

En caso de que nos gusten los deportes al aire libre pero alejados del agua lo más recomendable es que utilicemos cristales de color marrón. Este color nos ofrece una mayor profundidad de campo y un elevado contraste, lo que nos permite identificar mejor formas y objetos.

Gafas de espejo, cristales marrones
Gafas de espejo, cristales marrones

Si buscamos unas gafas de sol para utilizarlas cuando estemos conduciendo en condiciones normales lo ideal es que los cristales sean grises, pues es el color considerado neutro, tanto física como psicológicamente hablando, ya que la percepción de los colores es real, si bien un poco oscurecidos, al igual que la transmisión de la luz. Curiosamente, el gris inspira la creatividad.

Gafas de espejo, cristales
Gafas de espejo, cristales

Aparte de estos colores encontramos otros que no ofrecen ningún beneficio concreto, pues su función es meramente estética, como pueden ser los cristales azules o violetas, aunque sí que aportan otra serie de componentes, ya que el azul por ejemplo provoca un efecto relajante, pues es capaz de retardar el metabolismo, mientras que el violeta produce sensaciones relativas a la melancolía, la nostalgia, la espiritualidad y la meditación.

Gafas de espejo, cristales azules
Gafas de espejo, cristales azules

Como podemos ver, elegir nuestras nuevas gafas de sol en base a sus cristales no debe ser sólo una decisión basada en la moda, sino que procuraremos elegir según la finalidad para la que vamos a usarlas, de modo que además de quedar bien nos ayuden a ver mejor y, ¿por qué no?, sentirnos mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *