Las gafas de sol, ese complemento indispensable para ir a la última moda mientras se protegen los ojos del sol, tienen una historia que data de hace de miles de años. Concretamente, hace 12.000 años que los esquimales hicieron gala de su ingenio y, con unas conchas o con madera, reducían la entrada que la luz reflejada en la nieve les cegaba los ojos.

primeras-gafas-sol

Más adelante, en el siglo XV, en China, se pueden encontrar restos de historias que contaban que en China se ahumaban las lentes durante los juicios para ocultar los ojos. Mientras, en esa misma época, en Italia, se experimentaba con extraños cristales verdosos que permitían mejorar la visión de los miopes. Aunque puede parecer que son gafas con fines puramente ópticos, las personas encargadas de dirigir las góndolas en Venecia se las ponían también para reducir los reflejos del sol en el agua, una de las utilidades más extendidas de las gafas de sol.

historia gafas de sol

Un siglo después, en 1730, aparecen las patillas, que se cree fueron inventadas por un óptico inglés llamado Edward Scarlett: los cristales se unían por una montura de cristal que se aguantaba sobre las orejas. En el siglo XVIII, el americano James Ayscough, probó a tintar las lentes. El óptico mantenía la teoría de que la inclusión de colores en las lentes mejoraba la percepción por parte del ojo humano de muchos objetos. Y no se equivocaba.

Sin embargo, no será hasta 1929 que se encuentren gafas de sol fabricadas en serie y comercializadas al gran público.

Gafas de sol estilo aviador

Son un clásico. Y, para el imaginario colectivo, el modelo con el que comenzó la historia de las gafas de sol. Son las que nunca pasan de moda. Aquellas que, sea el momento del año que sea, te quedan bien. Las más demandadas, las que tienen en su poder desde la abuela hasta el más pequeño de la casa. Las más populares. Las reinas del baile: son las gafas aviador.

historia gafas de sol 2

Su origen data de la segunda guerra mundial, ya que fue entonces cuando se desarrollaron para suplir las tradicionales gafas de los pilotos de aviación. Y de ahí su nombre. Fue Bausch & Lomb la empresa encargada de desarrollar el diseño de estas gafas especiales que se encargaban de proteger a los pilotos de los rayos de sol de las alturas elevadas, por eso la lente cubre totalmente el ojo.

Y fue Ray-Ban la encargada de producir el primer par en el año 1936. Y la marca con la que más se relaciona este modelo que nunca pasa de moda. Fueron llamadas Ray-Ban Aviators, y se hicieron mundialmente famosas cuando un general llegó a las playas de Filipinas en 1944 y se le tomaron fotos. Hoy en día ese modelo es comercializado por otras muchas marcas, por ejemplo se pueden encontrar en nuestro catálogo de gafas de sol Roberto. Y nunca pasan de moda. Por cierto, para que sepas cómo combinarlas, se llevan muy bien con el cuero y los vaqueros.

Después de estas, vinieron muchas más. Y fue en los años 60, con el movimiento hippie, cuando se convirtieron en un elemento indispensable en la vestimenta de hoy y evolucionaron a lo que hoy son: el mejor complemento de cualquier moda y de las que tienes disponibles tantos estilos como quieras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *