Mañana a medio día se celebra en el pueblo valenciano de Buñol la famosa Tomatina que el año pasado sirvió a Ray Ban como hilo conductor para uno de sus anuncios de la campaña “Never Hide“. En él, se narra la historia de una joven que vuelve a su casa en bicicleta tras recoger una maceta con una tomatera muy pequeña, ella mima la planta hasta que finalmente da un tomate que, un día decide cortar. La protagonista sale con el tomate por las calles de Buñol hasta que encuentra a unos jóvenes hablando y decide lanzarles el tomate. Inmediatamente se ve envuelta en la gran fiesta de La Tomatina.

El anuncio fue creado por la agencia Cutwater y se grabó durante la Tomatina de 2010. La campaña global, que consta de seis anuncios en total, se presentó de forma simultánea en 12 ciudades: Austin, Shangai, Delhi, Estambul, Roma, Berlín, París, Barcelona, Londres, Nueva York, Rio de Janeiro y Cancún.

La Tomatina es una fiesta que tiene su origen en 1944, cuando unos jóvenes que no podían participar en el desfile oficial de gigantes y cabezudo decidió “tomar prestadas” las verduras de un puesto cercano… fueron condenados a reparar los destrozos y daños ocasionados pero, lejos de arrepentirse, el año siguiente repitieron su fiesta particular sólo que llevando los tomates desde sus casas.
Desde entonces, la fiesta se ha venido desarrollando hasta nuestros días, siendo una celebración conocida a nivel mundial y fuente de inspiración para otras fiestas en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *