Por qué debes tener unas gafas polarizadas

Las gafas polarizadas presentan algunas ventajas a destacar respecto a aquellas que no lo son, sobre todo para realizar determinadas actividades como conducir o realizar deportes acuáticos. En síntesis, la polarización evita percibir los reflejos que el sol provoca en superficies como el asfalto o el agua y esto no afecta en general al diseño de las gafas.

Para entender bien en qué consiste eso de la polarización hay que comprender que los rayos solares se dirigen hacia todos lados pero que, cuando rebotan en una superficie horizontal, estos rayos salen disparados y aumenta su intensidad hasta el punto de convertirse en una luz extremadamente brillante o en lo que comúnmente se conoce como reflejo.

Las gafas de sol polarizadas tienen un filtro especial que se encarga de bloquear dicha luz reflejada y que solo dejan pasar la luz conocida como útil. Así, la visión se realiza sin reflejos, con contrastes naturales y con los colores más cercanos a la realidad. Una visión a través de gafas de sol polarizadas es una visión nítida y con mayores contrastes.

Es por esto que se recomienda que las gafas de sol estén polarizadas si se conduce mucho y a muy diferentes horas del día, si se realizan deportes diferentes con el agua como protagonista, si se tiene alta sensibilidad a la luz, etc. Por otro lado, las gafas polarizadas pueden ser graduadas o no, reducen la fatiga ocular, y también son recomendadas para los niños. Además, otra de las ventajas de aquellas gafas de sol que están polarizadas es que están formadas por varias capas protectoras.

El ejemplo de la conducción es el que siempre se pone para explicar la polarización. Conduciendo se producen por lo general gran cantidad de reflejos en el asfalto. Éstos rebotan y molestan a la visión de la carretera y de otros vehículos. Con las gafas polarizadas esto no ocurre sino que se recupera una visión más natural que se traduce en mejoras de la conducción: mayor seguridad y más reflejos. El único inconveniente es que las gafas polarizadas hacen que no se lean con tanta facilidad las pantallas que utilizan algunos coches.

Por contra, las gafas polarizadas no son tan efectivas con otros reflejos que se producen en otro tipo de superficies, como las cristaleras de un edificio y no existe una gama de colores de lentes tan amplias como en aquellas gafas no polarizadas. Aunque, para eso, la solución es tener varios tipos de gafas, para poder elegir según la ocasión.

¿Cómo se distingue una gafa de sol polarizada de una que no lo está? Muchas de las polarizadas tienen una P en su cristal, como método distintivo pero, de todos modos, es algo que en cualquier tienda puede resolver el dependiente o que en la web está especificado en la descripción del producto.

Descubre todas nuestras gafas de sol polarizadas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *